La valorización de las propias infraestructuras de laboratorios

03/06/2020by Marketing HibGenerando conocimientoNoticias

VALORIZACIÓN
VALORIZACIÓN
VALORIZACIÓN
VALORIZACIÓN
VALORIZACIÓN
VALORIZACIÓN

Las infraestructuras de laboratorios se preparan para nuevas necesidades de mercado, con un diseño modular y un sistema constructivo, adaptable a la nueva demanda sanitaria generada por la pandemia.

Los espacios de laboratorio son seguramente los espacios más exigentes y complejos a diseñar. Modificar la forma de crear nuevos espacios adaptados a las necesidades crecientes del mercado actual no será tarea fácil. El factor humano es cada día más importante en el diseño y planificación de espacios de laboratorio, en los que priman, el confort y bienestar de los usuarios, junto con un uso racional de los recursos y un óptimo aprovechamiento de los espacios disponibles.

En HibLab, creemos en un trabajo continuo y más cercano a las necesidades del usuario de laboratorio para obtener datos más específicos y poder desarrollar a su vez un programa funcional adecuado con un diseño capaz de recopilar una única solución coherente.

El punto clave de este cambio, será la flexibilidad. Tanto el diseño del espacio como las propias infraestructuras deben estar preparadas para acomodar, no sólo las actividades, metodologías y tecnologías presentes, sino también futuras, sin que ello suponga realizar unas modificaciones excesivamente costosas o que alteren de forma sustancial la actividad habitual del laboratorio.

El laboratorio flexible es la respuesta espacial al concepto de “trabajo flexible”, se basa en la adaptación permanente del espacio físico a las necesidades del trabajador, creando un menú de espacios para que el trabajador elija libremente según sus necesidades.

La renovación y mejora de las propias infraestructuras en esta era de cambio, han de permitir ordenar, e incluso simultanear en un mismo espacio, una variedad de usos de las instalaciones. Este hecho es especialmente importante para la optimización del espacio y de los recursos invertidos en el espacio de laboratorio que está siendo infrautilizado.

El mobiliario de laboratorio, los sistemas de servicios, las soluciones en divisiones técnicas de laboratorios, así como, los suelos y techos técnicos de HibLab, han sido diseñados atendiendo al alto nivel de complejidad que las necesidades futuras requieran. Entendemos que la funcionalidad debe ser analizada desde un punto de vista amplio que contemple todas las fases en los que se produce una interacción con el producto en el espacio.