Cómo crear una buena acústica en un espacio de laboratorio

06/03/2020by h1BL4bGenerando conocimientoNoticias

Portada_ACÚSTICA-1200x675.jpg

En HibLab, creemos que la acústica debe ser un elemento de armonía y confort para el usuario dentro de un espacio de laboratorio. El sonido puede ser un placer o una molestia, en función de su procedencia, puede ser beneficiosos o perjudicial para nuestro bienestar. Existen espacios en los laboratorios que por su equipamiento y proceso general pueden generar situaciones molestas que afectan al confort y eficiencia en el entorno de trabajo.

Determinar el grado de molestia que ocasiona el ruido y aportar distintas soluciones tanto en arquitectura interior como en instalaciones concretas (reducción del ruido procedente del sistema de ventilación y climatización, concentración del ruido en equipamiento e instrumentación, tratamiento acústico del techo, paredes y suelos) son entre otros, los principales objetivos de trabajo de HibLab a la hora de diseñar y ejecutar espacios de laboratorio.

Mejorar la calidad del sonido

Para poder generar una buena acústica en un espacio de laboratorio debemos de tener en cuenta que todos los materiales de construcción tienen propiedades acústicas, ya que potencialmente pueden absorber, reflejar o transmitir los sonidos que los alcanzan.

De esta forma, respetamos y favorecemos la comodidad de todos los usuarios e implantamos los tratamientos de aislamiento acústico correspondientes a cada necesidad del propio edificio o bien a cada equipamiento del propio laboratorio.

La acústica se relaciona con mejorar la calidad del sonido en los espacios interiores, tomar las decisiones eficientes y efectivas correspondientes para el confort ambiental de un espacio.

Las claves del aislamiento acústico

Un laboratorio puede disponer de equipamiento e instalaciones que genere un sonido el cual impida que los usuarios puedan concentrarse. Disponemos de soluciones tanto en sistemas de divisiones técnicas, techos y suelos que ayudan a reducir esta contaminación acústica.

Dichas soluciones de HibLab, tratan la absorción y la difusión del sonido dependiendo del eco y la vibración que el mismo produzca para que, en consecuencia, se pueda construir de manera eficiente y funcional un espacio de laboratorio que permita las interacciones, proporcionando la concentración y el enfoque necesario en su día a día.

Mejorar la experiencia del usuario y mantener activa su productividad en el espacio de trabajo, se convierte en un factor fundamental y un reto para HibLab para crear entornos de confort ambiental en un laboratorio.